Norberto H.

Las clases de yoga con la profesora Altagracia son placenteras por muchos motivos:

Son clases bien preparadas, bien estructuradas, explicadas con soltura y amenidad por una persona afable y próxima que transmite continuamente un buen karma, excelentes vibraciones.

Pienso que hacer una actividad tan especial como es el yoga así es una suerte.

(Norberto H.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *